¿Qué es un Capellán?

El ministerio de la Capellanía es un llamamiento antiguo y noble dentro de la iglesia, con el objetivo de compartir y ofrecer el amor de D ios a todos aquellos que se encuentren en necesidad.

Los Capellanes son hombres y mujeres equipados con la habilidad de escuchar,consejería pastoral y apoyo, que aceptan el compromiso de ser instrumentos de D ios en su proceso de restaurar la salud mental, física, social y espiritual de los más necesitados.

Hoy en día, el término Capellán hace referencia a aquellos ministros que ejercen su labor pastoral en instituciones públicas y privadas representando no a una iglesia o congregación en particular, sino al Creador y Sustentador de este Universo. El Capellán es el ministro que no espera que la gente le venga a la iglesia con sus necesidades, sino sale a buscar a los necesitados en donde estén. La Bendita presencia de los Capellanes se hace notoria tradicionalmente en distintos lugares… Pero su socorro y consejo espiritual se extiende sin distinción de credos, razas, religiones ni nacionalidades.

¿Cuál es su origen?

La Capellanía tiene su origen en la persona de San Martín de Tours, quien nació en 317 d. c. en lo que es hoy día Hungría. El joven pagano, a los 16 años de edad, se alistó en el ejército romano donde se destacó como soldado y oficial. A los 21 años, él con la tropa que comandaba, fue enviado a la fría región invernal del norte de Francia. Una noche de mucho frío se encontró en las puertas de la ciudad con un mendigo casi muerto de frío que rogaba sin éxito a todos que le ayudaran. San Martín de Tours no traía nada que darle a este hombre, ya que lo único que traía era su capa. De buen corazón, partió con su cuchilla de batalla su capa en dos, y dio la mitad al mendigo. Esa misma noche, soñó que el mendigo era en verdad el Señor Jesús cubierto con su trozo de capa.

Esa visión fue el motivo por lo cual dedicó su vida a la iglesia, predicando también en los campos lejanos donde todavía no había llegado la palabra de D ios.

Funciones del Capellán.

Las funciones del Capellán son varias dependiendo de las necesidades que las personas presenten. Siempre es un representante de D ios, un pastor espiritual, un consejero.

Como representante de D ios, lleva ante el Señor las necesidades de su pueblo. El Capellán está atento a oír las penas y temores de la gente: comparte sus alegrías y esperanzas y los levanta después de los fracasos. Por su interés personal, su disposición de compartir con la gente en lo bueno y en lo malo, y por el socorro que les da, la gente siente el amor de D ios.

Como “pastor espiritual,” él le recuerda a la gente que solamente hay vida en el Señor y que nuestra vida solamente tiene sentido en Él.

El Capellán tiene como base los principios de vida establecidos por D ios. Su presencia bendice a la gente y les da fortaleza para seguir adelante un día a la vez, manteniéndose firme en la Fe.

Además el Capellán ayuda a la gente a utilizar sus recursos espirituales, y a tomar decisiones de acuerdo con la voluntad de D ios. Oye a la gente y les comparte sabiduría. Les da calma espiritual y tranquilidad mental para que puedan salir de sus problemas. Un Capellán reza por los enfermos y también puede visitarlos en sus casas…

 

Capellanes del duelo.

El duelo es un escenario muy difícil en nuestra vida, es siempre muy doloroso, no hay nada que evite ese sufrimiento. Aunque el proceso del duelo se pone en marcha de manera natural en todas las personas, hay situaciones que pueden ser mas difíciles de llevar.

Pese a que hay diferentes maneras de pérdidas del ser querido, el dolor es uno solo, por lo tanto, cuando estés inmerso en el dolor del duelo y sientas que nunca vas a poder salir de esa situación, es ahí cuando estamos para darte contención espiritual y emocional.

Muchas personas ignoran que luego del deceso hay un ángel rondando, no todo termina con la muerte física, es por eso no debes permitir que ese mismo ángel te lleve y te sumerja en el estado de depresión, angustia, etc.

El duelo tiene un comienzo pero también un final, de la misma manera que comenzó, debe terminar. Esto no significa de ningún modo olvidar al ser querido, porque el amor que este dio permanece intacto. Es por ello que debes seguir adelante…

Esperamos que el Eterno haya tocado tu corazón y puedas ser parte de la familia de los CAPELLANES.