Hoy se conmemora el Día del Voluntario.
Nuestro propósito como voluntarios, es obrar de manera solidaria en base a nuestra Fe, con personas de todas las edades, procedencias y habilidades. Estas experiencias nos ayudan a darnos cuenta de que la felicidad está más en dar que en recibir, en hacer girar la rueda, y con pequeños gestos, ofrecer diferentes respuestas a aquellos que necesiten de una palabra de aliento, un consejo, una ayuda, una caricia al Alma…
Ser voluntario es un estilo de vida. Ser voluntario significa descubrir la solidaridad como una forma de plantearse la vida y de conducirse y desarrollarse en ella. La entrega a los demás es el sentido de su vida, el entregarle al otro lo que D ios nos brindó a nosotros, accionando en conjunto y en hermandad con compañeros voluntarios, siendo mayor la solidaridad con nuestro prójimo.
Así como San Martín de Tours fue solidario con el mendigo en aquella tarde de invierno en la que todos pasaban por su lado y volteaban la vista, nosotros debemos poner el corazón en la caridad y brindar ayuda, apoyo, a aquellos que necesitan de nosotros. Ser nosotros el cambio que se necesita, ser nosotros quiénes brindemos ayuda y la Palabra a quienes lo necesiten.

 

Alan Rode

Capellán laico

Capellanes de la Buena Voluntad.